Colaboración y cocreación como potenciadores de la creatividad e innovación empresarial

La importancia del design thinking y las metodologías ágiles

La innovación, transformación digital y optimización de procesos se han convertido en factores clave dentro de las organizaciones.

Las técnicas de cocreación se han definido cómo el desarrollo colaborativo de nuevo valor. Se puede traducir en conceptos, soluciones, productos o servicios. Se desarrolla bajo la unión de expertos y/o stakeholders, siendo una forma de innovación colaborativa, donde las ideas se comparten y se mejoran de forma conjunta, en lugar de que sean desarrolladas por agentes de forma individual.

design-thinking-process


¿Sabemos realmente lo que significa Design Thinking?

Design thinking, se define como una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender al usuario para solucionar necesidades reales que presente. Por tanto, posibilita una nueva forma de pensar que ayuda a la generación de ideas creativas e innovadoras. 

Fabio J., fundador de la New Agile Academy comenta que «El design thinking se enfoca en entender al usuario y generar soluciones a las necesidades que realmente tiene. Se investiga, interactúa, vive en carne propia el mercado; esencialmente es ponerse en los zapatos del usuario y el consumidor».

Las principales claves para la utilización de la metodología Design Thinking son la empatía, el trabajo en equipo, la creación de prototipos, actitud de diseñador, un ambiente lúdico y el uso de contenidos visuales y plásticos.

Otra técnica de gran relevancia en términos de ayuda en planificación de proyectos es la metodología Agile, ¿en qué consiste? en la actualidad es una técnica que está en auge y se define como un marco de trabajo que surge en el ámbito del desarrollo de software y que se ha extendido a otros campos como el diseño o el marketing, para dar valor a los principios del work in progress, la responsabilidad de cada individuo durante el desarrollo y una actitud positiva de respuesta frente a los cambios.

Desde Institute for Futures by Valkiria tenemos el objetivo de ayudar a empresas a desarrollar nuevas maneras de pensar creando una red activa de conocimiento y colaboración. 

El pasado mes de Mayo nuestro equipo, liderado por nuestra CEO Iolanda Triviño, colaboró en el desarrollo de una dinámica de Design Thinking y Manual Thinking, para nuestro cliente FESTO,  la empresa multinacional alemana de automatización y control industrial.

Durante las sesiones se utilizaron diferentes metodologías para impulsar un ambiente de aprendizaje y colaboración.

¿Qué resultados se lograron durante estas jornadas?

Por una parte, se trató de establecer una correspondencia entre los valores de la empresa y de sus propios trabajadores con la técnica Leadership by Values, creada por Simon Dolan, investigador y fundador de Global Futures of Work Foundation. Por otro lado, era necesario volver a la estrategia de marca para validar procesos que mantengan siempre la empatía y humanización del cliente a través de la generación de diferentes tipologías de cliente, como factores clave para el éxito de la marca.

design-thinking-methodologies

De esta manera, se realizó una lista de los principales motivadores o barreras que encuentra el cliente en su customer journey map y qué factores influyen en el funnel de conversión del ecosistema digital para que se produzca una conversión o un abandono. Además se utilizaron insights obtenidos a partir de testimonios para entenderlo y aprender a crear relaciones sólidas a largo plazo.

Por último, se utilizaron algunas técnicas de generación de ideas y, posteriormente, se tomaron decisiones en grupo para ordenar y priorizar diferentes acciones a desempeñar. Adicionalmente, a lo largo de las jornadas y cada cierto tiempo, se iban monitoreando las emociones de los integrantes de los asistentes.

El uso de estas herramientas de pensamiento creativo implica grandes beneficios a mediano y largo plazo para las organizaciones que lo implementa y entre ellos destacamos:

  • Fomento de compromiso:

Cohesión entre los miembros del equipo para participar o aportar ideas.

  • Gran flexibilidad:

Permite dividir el trabajo en iteraciones para poder mantener el control en cada tarea. Así los cambios se integran con facilidad.

  • Rentabilidad:

En relación a una reducción de costes, personas implicadas en proyectos y tiempos de entrega evitando el uso innecesario de recursos.

  • Monitorización de las fases del proyecto:

Para asegurar control del proceso y cumplimiento expectativas.

Podemos decir, que está comprobado que las metodologías de design thinking o pensamiento creativo, suponen propuestas de valor empresarial muy poderosas y su uso permite trabajar más rápido, adaptar el proyecto a medida que avanza, focalizarse en aspectos relevantes para el usuario (funcionales y emocionales), aumentar la colaboración entre los agentes y convertir los problemas en oportunidades para poner en práctica soluciones innovadoras.

¿Te sumas para transformar el talento de tu empresa con las técnicas punteras de pensamiento creativo?

 

Creado por: Valkiria Group – Press Department

Ir arriba